Muerde Muertos presentó: "Ingrávido", de Fernando Figueras, y "Los fantasmas siempre tienen hambre", de José María Marcos

Como editor y autor, Marcos destacó: “Aspiramos a que Editorial Muerde Muertos alcance la calidad del mítico Historias para no dormir”.

Fernando Figueras, César Melis y José María Marcos (Fotos: Mica Hernández)
“¿Por qué presentar un libro de realismo delirante, Ingrávido, junto a un libro de cuentos de terror, como Los fantasmas siempre tienen hambre? Como lector, pienso que entre el terror y lo delirante hay una enorme relación, porque ambas corrientes parten de la premisa de hablar de la realidad desarmándola tiernamente, como diría Clive Barker, con una motosierra”. Con estas palabras, José María Marcos abrió el lanzamiento de la Editorial Muerde Muertos, realizado el viernes 26 de noviembre de 2010, en la Casa de la Lectura (Lavalleja 924, ciudad autónoma de Buenos Aires). En su carácter de editor y autor, agregó: “El mejor antecedente hispano que encontré de esta unión de delirio y terror está en el recordado ciclo “Historias para no dormir”, de Narciso Ibáñez Menta y su hijo Ibáñez Serrador, momento cumbre, si los hay, de calidad de estas corrientes, al que nos gustaría aspirar como autores y como flamante editorial”.
Posteriormente, Fernando Figueras habló sobre la importancia de los maestros en la vida, entre ellos el escritor Alberto Laiseca, y sobre la literatura como un camino de felicidad.
César Melis, autor invitado para comentar las obras y el nacimiento del sello, expresó: “Muerde Muertos con su logo de unas cadavéricas patitas cruzadas, no se anda con chiquitas a la hora de las definiciones. Además de un sello, aspira a ser una concepción, un mapa de intenciones, una bitácora de registros”.
En el cierre, los autores cantaron a dúo “La casa del espanto”, junto al coro “Los espantosos de siempre”. El numeroso público, estoico, se mantuvo firme hasta el final.
Casi un centenar de personas acompañó el lanzamiento.
TEXTOS