AGENDA 17-02 | “Sabueso” en la Casa de la Lectura

El viernes 17 de febrero de 2023, de 18 a 20, Hernán Domínguez Nimo presentará su novela Sabueso (Luvina, 2023), en el Ciclo Vidriera Literaria de la Casa de la Lectura (Lavalleja 924, CABA), acompañado por Fabián Rossini, Claudia Cortalezzi, Marcelo Rubio y José María Marcos. 

AGENDA | 11 y 12 de marzo: LEER


Con el sello Muerde Muertos estaremos participando con un stand en el 4° Festival Literatura en el Río (LEER) a realizarse el sábado 11 y domingo 12 de marzo de 2023, en el Centro Municipal de Exposiciones de San Isidro (ubicado en Del Barco Centenera y el río), de 13 a 20 horas.

¿Qué mirá, bobo? | Pulpería de curiosidades


El escritor, periodista y actor Daniel Roncoli volvió a los medios con el programa radial “¿Qué mirá, bobo?”, que se emite de lunes a viernes, de 14 a 16, por la FM 88.1 de Cañuelas y puede oírse por www.la881.com. “Estamos a través de la radio, aplicaciones, plataformas y nuestras redes. Como no puede ser de otra manera, hacemos un clásico programa de desinterés general”, expresó Roncoli, quien en los últimos años presidió el Cañuelas Fútbol Club. El instagram del programa es @quemira_bobo_radio.
COLABORADORES. El programa cuenta con varios colaboradores y columnistas. Entre ellos: Oso Monti, Laura Herrera, Gabriela De Santo, Andrea Alzugaray, Raquel Casal, Carucha Detjiar, Sergio Massarotto, Walter Armada, José María Marcos, Carlos Álvarez de Toledo, Neri Peralta y Rodrigo Castiglione. 
PULPERÍA DE CURIOSIDADES. Mi columna “Pulpería de curiosidades” comenzó el viernes 6 de enero de 2023. Se trata de una charla donde se cruzan los cuartos de maravillas (también llamados gabinetes de curiosidades, predecesores de los modernos museos) y las pulperías americanas (que funcionaban como almacenes, centro social, salón de reuniones, juego, payadas, baile). La idea es hablar, al cierre de cada semana, sobre acontecimientos y objetos singulares, extraños, monstruosos, a través de series, películas, libros, noticias, rumores y algún que otro rumor telúrico.

Capítulo 1 | Pulpería de curiosidades (Viernes 6-01-23)
Capítulo 2 | Los cincuenta rostros de Regina Bigiotti (Viernes 13-01-23)
Capítulo 3 | Las mil peores poesías de la lengua castellana (Viernes 20-01-23)
Capítulo 4 | El libro de Oro de Cinefanía: SciFi TV (Viernes 26-01-23)
Capítulo 5 | Cartas a Juan Domingo Perón (03-01-23)

ANTONELLA CORALLO | Goleadora en el Mundial de Escritura 2022

La ezeicense obtuvo el botín de oro literario, entre 11.300 jugadores de 65 países. Cursa el Profesorado de Lengua y Literatura y está dando talleres en la Universidad de Ezeiza, UPAMI y el HCDE. Para el 2023 planifica la salida de su primera novela: La liposucción vacuna. 

Por José María Marcos | La Palabra de Ezeiza | Jueves 2 de febrero de 2023


Antonella Corallo resultó goleadora del Mundial de Escritura 2022. Creado en Argentina por Santiago Llach, este torneo literario (online y gratuito) se halla abierto a personas de todas las edades y nacionalidades. Bajo el furor de Qatar 2022 y la Scaloneta de Messi, esta vez participaron un total de 11.300 inscriptos de 65 países del mundo, distribuidos en 2.000 equipos que redactaron, en total, 47.149 textos. Entre este pelotón, Antonella (vecina de Ezeiza, nacida en 2003) obtuvo el botín de oro por sumar un total de 344.117 caracteres en dos semanas. En una edición anterior, la ezeicense resultó goleadora en la categoría adolescentes. “El Mundial es una oportunidad hermosa y un desafío incomparable. Cada día te ponés a prueba para experimentar si sos capaz, o no, de escribir bien bajo circunstancias límites”, señaló la autora, quien en 2022 comenzó a dictar talleres en la Universidad de Ezeiza, Cursos UPAMI y en Concejo Deliberante de Ezeiza (Tinta de Mujer, creado e impulsado por Dulce Granados). Durante 2022 fue convocada para integrar el jurado del Festival Internacional de Cine de Veracruz. Cursa el Profesorado de Lengua y Literatura. Colabora con la sección “Esto no está chequeado” de La Palabra de Ezeiza y con varias revistas literarias internacionales. Para el 2023 piensa publicar su primera novela, La liposucción vacuna, por la Editorial Autores de Argentina. De todo estos temas conversó con LA PALABRA.
—Empezaste a dar talleres de escritura creativa en la Universidad Provincial de Ezeiza, junto a Ana Izquierdo. ¿Cómo fue la experiencia? 
—Participaron autores y autoras de México, España, Uruguay, Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, etcétera. Fue una experiencia única. Con Ana Izquierdo planteamos lecturas diversas y consignas de escritura como disparadores para la formulación de relatos y poesías. Posiblemente continuaremos durante 2023. Cada vez se suman nuevos autores y autoras de distintos países.
—¿Qué características tienen los Cursos UPAMI?
—Los cursos de UPAMI tienen como principal característica el hecho de escuchar a las personas mayores, de modo que siempre puedan sentirse cómodas, además de brindarles los estímulos necesarios para el crecimiento tanto emocional como intelectual. En el caso de los talleres que dicto (Narrativa Oral, Escritura Creativa, Creación de Guiones Cinematográficos, Cine & Debate, Escritura Autobiográfica,) siempre propongo actividades creativas que le den vida y entusiasmo al contenido abordado. 
—¿Cómo fue la experiencia del Taller Tinta de Mujer, un nuevo espacio creado dentro del Concejo Deliberante de Ezeiza?
—Fue una experiencia muy satisfactoria para ambas: Ana Izquierdo y yo. Las participantes no solo pudieron crear textos asombrosos, sino que también pudieron abrirse con el grupo, formar lazos extremadamente fuertes entre compañeras, y, por sobre todo, crecer como mujeres: mujeres con iniciativa, mujeres con talento, con dedicación, con libertad, con sororidad. Estoy sumamente agradecida a Dulce Granados por brindarnos todo el apoyo y las herramientas para que esta hermosa oportunidad pueda llevarse a cabo. Sin ella no hubiera sido posible. Dulce Granados es una constante inspiración para las alumnas y para nosotras, como profes, reflejando ese modelo de mujer decidida, sensible, independiente. 
—Participaste del Mundial de Escritura 2022 y resultaste goleadora por segundo año consecutivo. ¿Cómo fue la experiencia?
—El Mundial de Escritura cuenta con participantes internacionales. Tiene varias etapas y dura aproximadamente catorce días en los que los participantes, perteneciente a sus correspondientes equipos, tienen que escribir un texto de mínimamente 3000 caracteres por día, cumpliendo con las consignas de escritura planteadas por autores reconocidos y grandes referentes en la literatura, como Alejandro Zambra, Mariana Enríquez, Ariana Harwicz, Peter Orner, Amy Fusselman, etcétera. En mi caso resulté la goleadora dos veces consecutivas: la primera vez en la categoría de Adolescentes, y la segunda vez en la categoría General. El goleador o goleadora es la persona que más caracteres escribe por día. Para definirlo se suman absolutamente todos los textos escritos de cada autor/autora. Dicho veredicto también es evaluado por cuatro instancias de jurados. El Mundial es una oportunidad hermosa y un desafío incomparable. Cada día te ponés a prueba para experimentar si sos capaz, o no, de escribir bien bajo circunstancias límites. A eso se le suma el plus de escribir extenso. 
—Sos una activa participante en concursos y también publicás cuentos en distintos espacios. ¿Qué nos podés contar del 2022? ¿Cuáles fueron los hechos más destacados? ¿Qué balance hacés?
—El marco laboral del 2022 fue maravilloso, sobre todo cuando se trata de trabajar de lo que te apasiona: en mi caso la literatura. Una experiencia magnífica fueron los talleres que coordiné junto con Ana Izquierdo. Los y las participantes subían la vara continuamente e incluso nos familiarizamos, no solo con las lecturas de otros países sino con la cultura en general. En lo que refiere a los concursos y convocatorias literarias, haber sido goleadora del Mundial fue un acontecimiento maravilloso, así como también el hecho de formar parte de Trafkintu, una sociedad de autores con gran experiencia. Por otra parte, la publicación en la editorial Volar (Colombia) de uno de mis cuentos y su comercialización en Amazon dio un alcance internacional a la antología de la que formé parte a través de haber ganado un concurso. Otro de los logros fue haber sido convocada como jurada del Festival internacional de Cine de Veracruz, organizado por un exitoso director de cine: Frabrizio Prada (hijo del reconocido escritor Renato Prada Oropeza, ganador del Premio Casa de las Américas 1969), donde conocí un montón de personas con una experiencia impresionante. La perspectiva cinematográfica me abrió por completo el panorama sobre la literatura, sin dejar de lado, por supuesto, la carrera que estoy estudiando: Profesorado de Lengua y Literatura. Fue un año donde, afortunadamente (como diríamos coloquialmente los estudiantes), aprobé todas. 
—¿Qué proyectos tenés para el 2023?
—Para mediados de febrero de 2023 tengo el proyecto más importante para mí a nivel literario y personal: la publicación de mi primera novela, La liposucción vacuna, por el sello Autores de Argentina. Es una obra que me requirió mucho trabajo y tiempo en el 2022. Me une a esta obra un lazo que trasciende el lado literario y, por eso, la elegí por sobre otras seis novelas que tengo escritas. La liposucción vacuna trata de una sociedad donde las vacas son obligadas a hacerse liposucciones para comer sin culpas. 

RECONOCIMIENTOS. Cuentos de Antonella Corallo recibieron varios reconocimientos, entre 2020 y 2022:
—“Papas”. Fue seleccionado en el Concurso Visiones 2020 de la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, para formar parte de una antología impresa y digital. 
—“Hawái vs. Laferrere”. Finalista del Concurso Literario de Cuentos Cortos APAIB 2020, obtuvo una mención especial.
—“Plumas entre los dedos”. Finalista del Concurso Cuento Digital Itaú 2020 (Sub-20) y seleccionado por la ONG Ashoka para formar parte de la antología Agentes de cambio. 
—“Nos salvó la gramática”. Obtuvo una mención en el I Concurso Letraheridos (España).
—“Rociedad”. Fue seleccionado en el Concurso del XII Encuentro de Poesía y Cuento de la Asociación Siciliana de Buenos Aires, para formar parte de una antología. 
—“Comensales pandémicos”. Obtuvo una mención en el Concurso de La Idea Lista.
—“Algodones”. Resultó seleccionado en el Concurso Bitácoras 2022.
—“Definieron a Carlos Homosapiens como un hombre pasional”. 1° puesto en el II Concurso Literario Encuentro en la Distancia (Argentina) de la Asociación Amigos de Haroldo Conti.
—“Cabezas en las puertas”. En el marco de una convocatoria de relatos de ciencia ficción, fue elegido por la editorial Volar (Colombia) para formar parte de una antología impresa y digital.

HÉCTOR DANIEL DE ARRIBA | Autor de “Los muertos de Plaza de Mayo: 1945, 1953 y 1955”

El historiador habló con LA PALABRA sobre su nueva investigación que pone la lupa sobre tres momentos clave de nuestra historia. “Deseo llegar a todos los familiares de las víctimas, pero fundamentalmente a las nuevas generaciones argentinas”, expresó. 

Héctor Daniel De Arriba, profesor de Historia e investigador, acaba de publicar Los muertos de Plaza de Mayo: 1945, 1953 y 1955 (Dunken, 2022). En diálogo con LA PALABRA contó qué lo motivó a realizar esta investigación, cuáles fueron las dificultades, qué hallazgos le deparó la indagación y cuánto se relacionan estos episodios con el frecuentado concepto de “la grieta”. 
—¿Cuál fue el puntapié inicial de la investigación?
—Como historiador me interesó y me interesa sacar a la luz pública la vida de argentinos, que dentro de un marco procesal marcado por las coordenadas socio-culturales, políticas y económicas, han pasado livianamente a la historia. En el caso de este último libro, los fallecidos de 1955 y sus proyectos me llevaron a investigar otros dos hechos que constituyeron tres tragedias dentro de una década del siglo XX. Siendo fiel a mi perfil de investigador, decidí rescatar los proyectos vitales truncos de las inocentes víctimas de 1945, 1953 y 1955.
—En 1945 fallecieron dos jóvenes durante la madrugada del 18 de octubre, tras la recordada manifestación del 17. ¿Por qué creés que estas defunciones no suelen estar tan presentes en la memoria colectiva?
—Las muertes del 18 de octubre de 1945 tuvieron distintas trayectorias históricas. Francisco Ramos, con sus 21 años, no fue rescatado por ningún partido político, porque (hago una deducción) su familia no tuvo relevancia partidista y, socialmente, no tenía relevancia. En cambio, Darwin Ángel Passaponti, con 18 años, fue recordado y homenajeado, pues sus padres eran universitarios (farmacéuticos) y especialmente papá Trento tenía formación política partidaria (primero socialista y luego peronista), era un intelectual (publicó obras literarias) y al adherir al peronismo fue candidato a intendente del municipio de Moreno y ganador (pero no pudo asumir al igual que todas las autoridades provinciales por los planteos militares al presidente Arturo Frondizi). Darwin era militante unionista y aliancista. Y, fundamentalmente, fue considerado el “primer mártir del peronismo”, porque así lo calificó Perón, desde su exilio en Madrid, en una carta a Trento en la década del 60. Por todo lo investigado, Darwin ha llegado al presente dentro del ámbito peronista. Pero ambos no están presentes en forma profunda en la memoria colectiva por falta de bibliografía que haya rescatado sus vidas. Mi libro es el primer paso para ese rescate.
—El 15 de junio de 1953 fallecieron seis personas por los estallidos de dos bombas, durante una manifestación convocada por la CGT en apoyo al presidente Juan Domingo Perón. ¿Esto puede tomarse como un anticipo de lo que sucedería dos años más tarde?
—Creo que sí, porque fueron bombas mortales en ambos hechos. En 1955, se sumaron balas de ametralladoras, fusiles y gasolina de avión. 
—Las muertes del 16 de junio de 1955 suelen ser recordadas. Incluso hubo homenajes y reparaciones. Sin embargo, siempre se debaten las cifras. ¿Qué precisiones pudiste obtener?
—En primer lugar, nunca el gobierno de junio de 1955 emitió cifra oficial y definitiva. Sí, ofreció subsidios y ayuda a través de la Fundación Eva Perón. Pero trató, lo más rápido posible, que esa tragedia se diluyera a través de los medios de comunicación de ese mes. A esto hay que agregar: a los tres meses se produjo la Revolución Libertadora, que con su política de desperonización puso un manto de olvido sobre los muertos del 16 de junio y sólo rescató para el futuro la quema de los templos católicos en la tarde-noche de ese día. Para esta tragedia, leí todos los diarios y revistas del 17 de junio en adelante, los obituarios y consulté los libros de inhumaciones de los cementerios porteños y algunos del Gran Buenos Aires. Además recibí testimonios de familiares de la época. Con todo esto, pudo relevar una cifra distinta a las mencionadas en la placa del hall de entrada del edificio de la CGT, la base del tótem de la Casa Rosada y en el libro edición 2015 del Archivo Nacional de Memoria. Mi cifra es menor a las otras, pero no quiero decir que sea la definitiva. Quizá más investigación, arroje más datos numéricos.
—Tenés un capítulo dedicado a los casos especiales, desde un muerto sin cadáver hasta personas que sufrieron lesiones o no fallecieron ese día. ¿Por qué creés que se han dado estas equivocaciones?
—Son errores basados en una investigación poco profunda, sin dedicarle todo el tiempo necesario a todos los fondos archivísticos para tener información legítima para un tema tan sensible.
—¿En qué se relaciona tu libro con el transitado concepto de “la grieta” por el periodismo y la gente en general?
—Para mí, las víctimas de esas tres tragedias son producto de grietas que todas las historias latinoamericanas tuvieron. Hoy la grieta es dialéctica y pacífica. Creo que hemos avanzado en no matar al otro por pensar distinto. El atentado a la vicepresidente es un hecho repudiable que no debe volver a pasar, porque tuvimos muchas muertes en nuestra historia y debemos superar el pasado.
—¿Qué familiares estuvieron dispuestos a brindar sus testimonios?
—Una sobrina de Darwin. Un nieto de un obrero muerto en 1953. Varios familiares de los fallecidos de 1955.
—¿Qué aliados clave encontraste para la realización de la investigación? 
—La buena predisposición de empleados de hemerotecas y de algunos cementerios municipales. La existencia en buen estado de diarios de los tres años.
—¿Cuáles fueron las principales dificultades?
—La falta de libros de inhumaciones en cementerios municipales y la poca colaboración de ciertos empleados de esos lugares. Falta de diarios.
—En esta incursión a la historia argentina, ¿cambiaste de opinión en alguna medida? ¿Qué confirmaste? ¿Qué aprendiste?
—Confirmé que la historia la hacemos todos, seres anónimos y los más conocidos. Y que vale el tiempo dedicado para aportar datos inéditos a las nuevas generaciones. No cambié ninguna opinión personal.
—En el capítulo “Conclusión” decís: “Este libro es un homenaje a las víctimas de los desencuentros entre los argentinos”. ¿Cuánto de lo sucedido afecta nuestro presente? ¿A quién te gustaría llegar con esta investigación?
—Hemos superado el ataque con armas para debatir con el otro. Por lo tanto, la violencia física con muerte final no continúa. Deseo llegar a todos los familiares de las víctimas de 1945, 1953 y 1955, pero fundamentalmente a las nuevas generaciones argentinas.

1955 | CASOS PARADIGMÁTICOS

—Al hablarse de 1955 se recuerdan las víctimas vinculadas al peronismo, pero hubo otras que no formaban parte de ese arco político, o que no tenían ninguna militancia. ¿Podés contarnos algún caso paradigmático?
—El rescate de los muertos de junio de 1955 tuvo su primer paso con las iniciativas de Liliana Bacalja y Daniela Marino, hija y nieta de dos fallecidos el 16 de junio. Ellas lograron dar visibilidad a los muertos con nombre y apellido. Aunque el primer recordatorio es del 2005 en la CGT. Estos homenajes dejaron la imagen que todos los muertos de junio fueron peronistas. Pero no fue así. Pude comprobar que hubo muertos que no pertenecían al arco político gobernante en 1955, pues es lógico que en torno a la Casa Rosada, en el barrio de Recoleta y la avenida Crovara de La Matanza hubiera gente que pasaba, estaba, caminaba, etcétera, sin necesidad de ir a apoyar al gobierno. El caso más impactante de estos recuerdos no peronistas fue una frase de una de las placas de la bóveda de la familia Ferrario en La Plata, puesta el 19 de octubre de 1955 por los padres y hermanos en homenaje de Luisa Ana Ferrario que con 19 años y 4 meses murió en la Plaza. Dice: “Las generaciones futuras sabrán que tu sangre inocente no fue vertida en vano. Tu patria es ahora libre”. El 19 de octubre, Luisa Ana cumplía 20 años y el mes anterior se había producido la Revolución Libertadora, a la cual la familia adhería. Muy fuerte para mí: perder una hija pero ganar una patria liberada.

Héctor Daniel De Arriba.

INVESTIGADOR Y PROFESOR. 
Héctor Daniel De Arriba es profesor en Historia (egresado del I.S.F. N° 41 de Adrogué) e investigador independiente acreditado con carnet y proyecto en la Biblioteca Nacional Argentina, Biblioteca Nacional del Maestro y Archivo del Palacio de Tribunales (todos de CABA) y Biblioteca Nacional de Uruguay. Ejerció como docente, frente a alumnos, y cargo directivo, en escuelas estatales y privadas de nivel secundario y terciario del Gran Buenos Aires (Monte Grande, Adrogué, Quilmes, Florencio Varela y Lomas de Zamora). Ha recibido distinciones por su trayectoria docente y cultural de la Municipalidad y Consejo Escolar de Florencio Varela; Dirección General de Escuelas y Cultura de la Provincia de Buenos Aires; Asociación Amigos Mokichi Okada y Raíces del Tarumá de Florencio Varela; Fundación Buenos Aires-SIDA (CABA) y Asociación Amigos de las Artes (Quilmes). Ha participado en diversos y variados cursos, seminarios, congresos (nacionales e internacionales), talleres y jornadas de perfiles culturales y capacitación docente. Publicó artículos sobre historia y patrimonio cultural (en soporte papel y virtual) en Berazategui, Chivilcoy, Florencio Varela, Corrientes Capital y CABA. Realizó diversas disertaciones sobre Camila O’ Gorman, Uladislao Gutiérrez, María Ana Perichon, Miguel Gannon, Antonino Reyes, Enrique Martín O’ Gorman y el gaucho Aparicio Altamirano, en instituciones provinciales, municipales y nacionales de CABA, provincias de Buenos Aires, Córdoba, Salta y Corrientes y también Asunción del Paraguay. También abordó otros temas de carácter pictórico. Es colaborador de la página Genealogía (www.genealogía.net). Exvoluntario social de LALCEC (área tabaquismo), de la Biblioteca Nacional (área visitas guiadas) y de la Fundación Uniendo Caminos (Centro Escolar Barracas-CABA). Se dedica al turismo urbano en forma privada con circuitos cuyo perfil es la simbología escultórica y arquitectónica. Ha publicado cuatro libros bajo el sello Ediciones Mis Escritos (uno con 2° edición); cinco libros a través de Dunken; uno por Azahar Ediciones (con 2° edición); y uno por Gráfica Solsona, todo sobre historia argentina. Distintas instituciones nacionales, provinciales y municipales argentinas poseen sus libros como también la Biblioteca del Capitolio y la Universidad de Harvard, ambas norteamericanas. Dentro de sus planes tiene en preparación tres obras: Clorinda Sarracan de Fiorini. Vida de una asesina; El tranvía, el Riachuelo y la muerte; y 12 de julio de 1930 y Doña Ángela Baudrix, viuda de Dorrego. Nacido en Adrogué el 15 de febrero de 1957, actualmente se halla radicado en el Barrio Allá en el Sur. Instagram: @hectordanieldearriba

Linograbado | Adelante con los faroles

#Bienvenido2023. Adelante con los faroles. Linograbado sobre papel artesanal realizado en el Taller de Experimentación Visual en Submundos de Almagro. By Raquel Buela.

ESTO NO ESTÁ CHEQUEADO | Mil y una historias

La Palabra de Ezeiza publicó una antología de los textos aparecidos en la sección Esto no está chequeado entre 2019 y 2022. Puede descargarse de forma gratuita


Se editó la antología Esto no está chequeado (La Palabra de Ezeiza, 2023), con relatos publicados en la contratapa del semanario entre los años 2019 y 2022. Se trata de un selección a cargo de Fernando Farías, quien escribió el prólogo y realizó la edición junto a José María Marcos. Con ilustraciones de Tomassini y Digital Snatch, contiene textos de Torosaurio, Míster Afro, Edgardo Pietrobelli, el propio Tomassini, Fernando Garriga, Jade Shung, María Cecilia Gilardoni, La Dedos Negros, Pablo Ruocco, Elio Salmón, Juan Carlos Ramirez Leiva, Freddy Montenegro, Hugo Alberto Panza, Antonella Corallo, Elías Ibáñez, Martina Díaz, Agustín Rodríguez, Antonella Giménez, Ezequiel Altamirano, Juan Ambesi, Ernestina Blanco, Viviana Rosenzwit, Marco Millán, Martín Etchandy, Samanta Matzke, Lidia Verjano de Mazzeo, Karen Valdez, Federico Nieves, M.J. Raven, Nicolás Cardozo, Arián Molina, Malevo Torcido, Sofía Percesepe, Ignacio Gauna, Facundo Torres, Filomena Veiga, Aglaia, Reina Franco, Carlos Renoldi, Perraescorpiana, Melanie Pellizzari y Zemáforo con Z. “La antología es una edición sin fines comerciales y de descarga gratuita, que hicimos como una forma de celebrar estos cuatro años ininterrumpidos de la sección”, señaló Farías, quien en un pasaje del prólogo escribió: “Por la contratapa pasaron infinidad de temas, tonos y formas de escritura. Es amplia la variedad de edades de quienes participaron. A veces el distrito fue un trampolín usado para construir tramas delirantes y fantásticas. Algunos se la jugaron por el terror y el suspenso, donde el miedo y el entorno tétrico son piezas primordiales. Hubo quienes se decantaron por el humor, dibujando peripecias tan insólitas y macabras que le arrancaron carcajadas enérgicas a más de uno. Otros se desligaron de los elementos literarios y apuntaron a reflexionar y describir sensaciones y situaciones específicas. Parte de los escritos apuntan a despertar emociones enclavadas en la sensibilidad de cada lector, contrastando con los que sólo se proponen entretener. En todos se cuelan personajes y lugares históricos y actuales de Ezeiza, sumados a cuestiones de ciertos momentos y ambientes, como por ejemplo la pandemia del Covid, la inseguridad, las estaciones climáticas, las fiestas de fin de año. Resumiendo: cada participante tomó historias, vivencias y personajes del distrito, para crear textos que reflejan sus sentires. Por eso Esto no está chequeado es una invención tanto de los que la iniciamos como de los que se fueron sumando semana a semana. Su identidad se forjó de manera colectiva y el presente libro es una celebración de este acontecimiento”.

Esto no está chequeado (La Palabra de Ezeiza, 2023) puede descargarse gratuitamente mediante el link a este dropbox (no hace falta inscribirse en la aplicación). Si surge alguna dificultad, se puede enviar un mensaje a ezeizaediciones@yahoo.com.ar para solicitar el libro. 

Las tumbas, 50 años | Homenaje a Enrique Medina

Con motivo del 50° aniversario de la célebre novela, se presentaron la nueva edición de Las tumbas (Catalpa, 2022) y Las tumbas, guion cinematográfico (Muerde Muertos, 2022), “Le mandé el manuscrito de Las tumbas a un amigo mío, el poeta Leónidas Lamborghini, quien me contactó con un editor y ahí comenzó la historia”, recordó el autor.
Yasmín Fardjoume (Catalpa), Enrique Medina, José María Marcos (Muerde Muertos), Alejo Hernández Puga (Catalpa) y Raquel Buela (Muerde Muertos). Jueves 15 de diciembre de 2022 en La Giralda.

“La nueva edición de Las tumbas me provoca la misma emoción de la primera publicación en 1972. Es como si recién hubiese terminado de escribir el libro. Eso me llena de alegría. De algún modo sigue vivo el espíritu de aquel chico que tuvo que luchar tanto, que tenía tantas ilusiones, y que después de probar en otras áreas artísticas, como la pintura, el cine o el teatro, encontró su plenitud en la literatura. A partir de Las tumbas, pude escribir una serie de libros que me representan, más allá de los cambios que vamos teniendo con el paso de los años”. Así lo señaló el escritor Enrique Medina durante el lanzamiento de Las tumbas (Catalpa, 2022) y Las tumbas, guion cinematográfico (Muerde Muertos, 2022), realizada el jueves 15 de diciembre de 2022, con motivo del 50° aniversario de la primera edición de esta obra. En el bar porteño La Giralda (Corrientes 1453), Alejo Hernández Puga, Yasmín Fardjoume y José María Marcos hablaron de las flamantes ediciones y mantuvieron un diálogo con el autor, que lleva más de cuarenta publicaciones. Entre otros colegas estuvieron presentes Claudia Piñeiro, Sebastián Muape, Marcos Caruso, Antonio Las Heras, Luis Vázquez, Luis Alexis Leiva y Benjamín Naishtat. 

LA EDICIÓN DE CATALPA
En la apertura, Alejo Hernández Puga (Catalpa) señaló: “El motivo que nos trajo a La Giralda es celebrar el 50° aniversario de Las tumbas, un libro que cambió el panorama de la literatura argentina, irreverente, despojado de tabúes, que rompió cánones morales de una época dentro de la sociedad argentina, y por esto generó mucha identificación con la gente, que lo abrazó como uno de los libros más populares de nuestra literatura”. “En esta edición —agregó—, nos propusimos poner al texto en el centro. Dejamos de lado las referencias historicistas, entendiendo que la trama y su prosa generan un impacto que quisimos recuperar”. Por su lado, Yasmín Fardjoume (Catalpa) puntualizó: “Esta novela debería estar incluida en la currícula escolar, en los años superiores, como una forma de ingresar a la literatura argentina. Merece un lugar en nuestro canon, porque atraviesa generaciones, clases sociales, grupos de pertenencia, con puentes tendidos hacia el cine, o el deportes, como el fútbol y el box. Tiene un montón de capas de sentido que valen la pena redescubrir y se vinculan con nuestro presente”.

LA EDICIÓN DE MUERDE MUERTOS
Al referirse a Las tumbas, guion cinematográfico (Muerde Muertos, 2022), José María Marcos (editor y autor del prólogo) señaló: “En 2017, junto a mi hermano Carlos, homenajeamos a Enrique Medina con una adaptación gráfica de su novela Strip-tease, de la que participaron cuarenta artistas. Posteriormente, editamos sus libros de relatos Sinfonía infernal y La ciudad dorada. Lo hicimos porque es un referente que nos marcó como lectores al incorporar escenarios, voces, forma de decir, temas, que no estaban siendo abordados por la literatura argentina. Llegado el 50 aniversario de este clásico contemporáneo, decidimos sumarnos a la celebración con la edición de un guion que escribió el propio Enrique sobre su novela y que nunca se filmó. Lo hicimos en una edición facsimilar para que los lectores y las lectoras puedan apreciar el guion, con tachaduras y agregados del propio Enrique, como lo verían quienes están por filmar una película. Por un renovado uso del lenguaje, por la incorporación del punto de vista de los marginados de los grandes centros urbanos y por su capacidad de proponer imágenes, Las tumbas traía también la simiente de una corriente audiovisual, un cine tumbero y de escenarios marginales, que años después se fue consolidando masivamente. Creemos que este guion es un eslabón perdido (ahora recuperado) que señala esta conexión”.

LA PALABRA DE ENRIQUE MEDINA
—¿En qué momento comenzaste la escritura de Las tumbas?
—Nunca pensé que iba a ser escritor. Consideraba que iba a tener posibilidades en el teatro o en el cine, y estudié esas disciplinas. En cine y televisión fui cameraman, iluminador, realicé cortometrajes. Era un período complicado, no encontraba el camino para desarrollarme, y en esos años tomé la decisión de irme a Montevideo con una compañía de marionetas. Nosotros vivíamos en los camarines y ahí empecé a escribir. Por la mañana, tomaba apuntes sobre ese período montevideano y de ahí salió la novela Solo ángeles. Por la tarde, escribía Las tumbas. Mi primera intención era hacer un ensayo con este tema. Noté que lo que salía no me conformaba. Volví a un cuaderno donde había anotado algunas anécdotas. Me puse a releerlo y ahí descubrí que tenía que hacer una novela. En esos camarines terminé ambos libros. Le mandé el manuscrito de Las tumbas a un amigo mío, el poeta Leónidas Lamborghini, quien me contactó con un editor y ahí comenzó la historia.
—¿Cuáles fueron tus lecturas fundamentales?
—De chico leía muchas revistas. Las alquilábamos por 5 centavos. Luego pasé a las novelas policiales que se conseguían en los kioscos y poco después llegaron las novelas de Balzac, Dostoievski, Hemingway y mucha literatura norteamericana. Gracias a un profesor de quinto grado, llegué a la literatura argentina. Daba libros difíciles para un chico, como Amalia de José Mármol, por ejemplo, pero su pasión me contagió el fervor por leer toda la literatura argentina. Así fue que, en aquellos años, leí el canon entero (más allá de algunos descubrimientos posteriores, como el de Juan Víctor Guillot) y entendí lo que se dejaba de lado. Entonces, me propuse narrar desde una primera persona fuerte, con un escenario y un lenguaje que se no hallaba en esos libros. Un escritor fundamental fue Louis-Ferdinand Céline, quien cambió la literatura francesa al publicar Viaje al fin de la noche (1932) apelando al argot y a los giros del habla cotidiana.
—En 1986 Teo Kofman llevó al cine tu novela Perros de la noche (1978) con gran éxito y dejó un hito dentro de un cine marginal que alcanzó su cima años más tarde. ¿Él podría haber filmado Las tumbas (1972)?
—Hubiera sido el director ideal. Sin embargo, luego de estrenarse Perros de la noche, él ya tenía otro planes y no se dio. Ricardo Feliu (productor de Perros de la noche) me ofreció que la filmara yo. Pensé que lo mejor sería que lo hiciera otra persona, para que le aportara otra mirada. Tendría que haberme animado, como hizo Dalton Trumbo, quien escribió la novela Johnny fue a la guerra (1936) y, años más tarde (en 1971), dirigió la adaptación al cine y recibió importantes premios. 
—¿Cuál es tu relación con los bares porteños? Están presentes en muchos de tus relatos.
—Siempre escribí en los bares. Cuando no tenía casa propia ni un espacio para escribir, visitaba estos lugares. A La Giralda vine durante muchos años. Me sentaba en el fondo donde había un teléfono público. Anotaba lo escuchaba lo que la persona hablaba por teléfono y dejaba espacio para completar lo que supuestamente le estaban respondiendo del otro lado. Así fui aprendiendo a construir diálogos. En La Giralda, La Academia y 36 Billares escribí muchos cuentos, pasajes de novelas, infinidad de textos. En los bares se crea un ambiente fantasmagórico, donde se mezcla lo profundo con lo circunstancial, muy joyceano y, también, muy argentino. Por eso me gratifica haber realizado aquí este encuentro.
En el cierre, Medina señaló: “Tengo mucho que agradecerle a Dios. Incluso siento gratitud por los momentos malos, porque me ayudaron a valorar los buenos. Hoy estoy plenamente feliz y me siento privilegiado, en un mundo cada vez más complejo. La tozudez de mi carácter me ha permitido seguir adelante y llegar a celebrar el 50° aniversario de Las tumbas. ¡Qué más puedo pedirle a la vida!”. Tras la presentación, Medina tuvo un mano a mano con sus lectores y firmó ejemplares de sus libros.

17 DIC | Patio Abierto Mundialista


Como una forma de acompañar a la Scaloneta de Messi, el Club de Lectura Patio al Sur (creado por Sabrina Barbatano y Pablo Ruocco) leyó Haikus Bilardo, narración poética sobre la epopeya de los mundiales 1986 y 1990. El sábado 17 de diciembre de 2022 (en la previa de la final Argentina-Francia) participé de una charla y una lectura en el cierre de año del Club de Lectura, en el patio de La Palabra de Ezeiza (Tucumán 142, JM Ezeiza). Conversamos sobre la mística del técnico Carlos Salvador Bilardo, la poesía japonesa, la magia de Diego Armando Maradona y Lionel Messi, la Copa de 1978 y las emociones en torno a la Scaloneta. En la ocasión, Patio al Sur lanzó la antología digital Voces en el patio, con un prólogo de Pablo Ruocco y textos Gregorio Colabianchi, Abril Gofin Meneghetti, Mónica B. Moldes, Sofía Parcesepe, Daniela Brugnoli, Natalia Appel, Laura Eugenia Moreno, Javier Romero, Karina Vega, Clara Fiorenza, Carolina Pagella, Adriana Gutiérrez y Lidia Gerez. En el cierre levantamos la Copa del Mundo sumándonos a la ola de Qatar 2022.

DIC 2022 | Stephen King en la Comic-Con

El editor Mariano Achi da la bienvenida.

Con la presencia de Mariano Achi (editor), Ariel Bosi, Mariano Castaño, Enrique D. Fernández, Mariano Morita y José María Marcos, se presentó el libro de ensayos El reino del miedo: Stephen King en el cine (Cuarto Menguante, 2022), el domingo 11 de diciembre de 2022 en la Comic-Con en el predio La Rural (Avda. Sarmiento 2704, CABA). Previamente, El reino del miedo se presentó en el Festival de Cine de Mar del Plata (el domingo 6 de noviembre 2022) y en el 23° Buenos Aires Rojo Sangre (el domingo 27 de noviembre de 2022). 


El reino del miedo | Stephen King en el BARS


En el marco del 23° Buenos Aires Rojo Sangre (BARS) 2022 se llevó a cabo la presentación de El reino del miedo. Stephen King en el cine (Cuarto Menguante, 2022) en el Museo Larreta (Juramento 2291, CABA), el domingo 27 de noviembre de 2022. Con Mariano Castaño, Mariano Morita, Enrique D. Fernández y Mariano Achi estuvimos hablando de las fuentes literarias del Maestro de Maine; las adaptaciones de “El resplandor”, “Carrie“ y “La zona muerta”; y los directores Stanley Kubrick, Mike Flanagan,Brian de Palma y Frank Darabont, entre otros tópicos. La presentación estuvo a cargo de Santigo González.


El 23° Buenos Aires Rojo Sangre (BARS) 2022 se realizó entre el jueves 17 y el domingo 27 de noviembre de 2022 en el Multiplex Belgrano (Vuelta de Obligado N° 2199) y en el Centro Cultural San Martín (Sarmiento 1551) en la ciudad autónoma de Buenos Aires. www.festivalrojosangre.com.ar