Lectura | Los fantasmas siempre tienen hambre

Reseña de la reedición de Los fantasmas siempre tienen hambre (Muerde Muertos, 2010). Por Horacio Convertini | Lecturas | Domingo 16 de Mayo de 2021


Los fantasmas siempre tienen hambre, de José María Marcos. Editor de Muerde Muertos, sello independiente que cumple diez años, Marcos es un gran conocedor de los géneros del terror y el fantástico. Quien lo haya visto alguna vez en charlas o festivales, habrá disfrutado de su erudición y buena onda, rasgos que comparte con su hermano Carlos y el tercer mosquetero MM, Fernardo Figueras. En este libro de cuentos, Marcos propone once historias en las que lo extraño (lo fascinante) irrumpe sutilmente en lo cotidiano. Un hombre que siente que su ojos han sido usurpados por un ente. Otro que descubre una anomalía en las manchas de humedad de su casa. Un policía que ha decidido poner a dieta a su hijo. La curiosidad de un niño por la muerte. El secreto que hay debajo de una baldosa en la antigua casa familiar. El recuerdo de un viejo huraño. Una casa que cambia misteriosamente sus proporciones. El ladrón que se anima a un golpe que parece demasiado fácil. Una cuenta pendiente que se ajustará en el medio de un velorio. Una venganza desde el más allá. El ruido en el medio de la noche que desvela y atrae. Marcos escribe con un estilo directo y clásico, que parece homenajear a Poe, a Lovecraft, a Quiroga. Lo oscuro aparece coloreado, varias veces, por una pincelada de humor. Mis cuentos preferidos: “Ceguera”, “Manchas”, “La muerte de Rocky” y “La casa Hansen”.

Vivos de miedo | “¿Jugamos mañana?”

“¿Jugamos mañana?”. Ilustración de Juliana Leiva.

La cabeza de Lucía, tirada debajo de un armario y separada de su cuerpo, siguió hablando: 
—¿Jugamos mañana? ¿Jugamos mañana? ¿Jugamos mañana?

Ilustración de Juliana Leiva para el cuento “¿Jugamos mañana?” de José María Marcos. Del libro Vivos de miedo (Miércoles 14 Ediciones, 2020), antología del ciclo de lectura coordinado por Cecilia Muñoz. Instagram: @julilei.ilustra

AM 1110 (La Once Diez) | Campeones del Ocio

 

El domingo 16 de mayo de 2021 estuve conversando con Horacio Convertini y Miguel Frías en el programa Campeones del Ocio, que se emite de 16 a 17 horas por AM 1110 (La Once Diez). Libros, series, películas y otros rumores desde la óptica de dos especialistas. Se puede oír por Radio Cut.

Novedad 2021 | Crónicas del Doctor Peste


Ya salió la antología Crónicas del Doctor Peste (TirNanOg, 2021) con introducción histórica y selección de Máximo Damián Morales. Contiene relatos de Noelia Cabezas, Ian Cáceres, Claudio Casco, Claudio García Fanlo, Matías Gayesky, Lobo Elf, Pablo Draletti, José María Marcos, Pablo Martínez Burkett, Álvaro Meroni, Máximo Damián Morales, Agustina Piñeiro y Maximiliano Sampirisi. Arte de tapa: Lobo Elf. Páginas: 160. Precio lanzamiento: $650. Pedilo a editorialtirnanog@gmail.com, al Instagram @editorial.tirnanog o al wasap 15-6737-3424.
PRESENTACIÓN. El viernes 14 de mayo de 2021 se concretó la presentación online de Crónicas del Doctor Peste (TirNanOg, 2021). Está subida al perfil de Facebook de María Inés Ine Lanfranchi.
LO QUE VIENE
  • Viernes 21 de mayo. Presentación online de Crónicas del Doctor Peste (TirNanOg, 2021) en la Convención Internacional de Ciencia Ficción, Terror y Fantasía Uróboros 2021 (Perú), desde las 21 horas. Aquí el evento.



Con Máximo Damián Morales, editor de TirNanOg.

Segunda novela de la saga “Las elegidas”

Prólogo: José María Marcos.

Salió la edición en papel de la segunda entrega de la saga Las elegidas de Oscar Rogelio Retuerto (editada originalmente en ebook por el sello The Wax), y puede conseguirse contactándose directamente con el autor a través del blog personal o la fanpage. Con el escritor Alejandro Negrete estuvimos acompañando a Retuerto en la presentación online, el domingo 2 de mayo de 2021.

Fantasmas en “Frecuencia Zero”

El viernes 30 de abril 2021, estuve conversando con Edgardo en el marco del programa Contragolpe (Frecuencia Zero) sobre la reedición de Los fantasmas siempre tienen hambre (Muerde Muertos, 2010) y la edición de Desatormentándonos (Muerde Muertos, 2020), ambos integrantes de la Colección Muertos (terror) del sello Muerde Muertos. Les agradezco a Edgardo, el productor Luis Coro y el resto de la emisora por acompañarnos. +Info

Rigoberta Diabólica, su prima Martirio y los fantasmas

“Si en la casa hay fantasmas, nosotras alimentamos y bailamos con ellos porque somos buenas anfitrionas”, dijo Rigoberta la Muñeca Diabólica, quien anduvo leyendo Los fantasmas siempre tienen hambre (Muerde Muertos, 2010) junto con prima Martirio. ¡Y se sacaron un par de fotos aterradoras! +Producciones de Rigoberta en su Instagram @rigobertadiabolica.

Página/12 | Desatormentándonos, música literaria


Enrique Medina —autor a quien respeto, admiro y quiero— me sorprendió con una reseña de mi libro Desatormentándonos (Muerde Muertos, 2020), publicada el miércoles 7 de abril en la contratapa de Página/12. En esa misma sección lo leía mientras cursaba periodismo en La Plata, a fines del siglo pasado, y me invitaba a sumergirme en su valiosa obra, además de contagiarme sus ganas de escribir. A continuación comparto el texto:

Página/12 | Contratapa | Desatormentándonos, música literaria


Cuando el grupo Pescado Rabioso, liderado por Luis Alberto Spinetta, editó su primer álbum, ninguno de sus integrantes imaginó que muchos años después un impetuoso admirador homenajearía aquel sacudón-musical-roquero, poniendo el ojo en la condensación que sus composiciones proponen en torno a lo macabro, lo poético y lo visceral. Desatormentándonos se llamó aquel disco de 1972, y hoy es el título del libro de José María Marcos que logra lo que, en términos similares, alguna vez ambicionó Borges: trasladar al castellano la música del inglés y del alemán. En sus páginas dedicadas al horror y el delirio, el autor trabaja sobre aquello que “nos muta en lobos a la luz de la luna y en larvas bajo un tórrido sol veraniego”, como sintetiza Mariano Buscaglia, y construye un libro fantástico haciendo literatura sin encorsetarse con pretensión literaria alguna. Marcos narra, escribe y describe, expone desde abajo. No se abruma en el ardid de la prosa, o el magistral dominio del lenguaje, o el florilegio de adjetivaciones al mejor estilo del realismo mágico; él usa lo necesario, lo ineludible para sus ficciones, y masculla entre dientes al tiempo que vistea a los costados mientras el lector bebe un café. El cuento que cuenta crece sin que aún estemos atentos al tema con la escrupulosidad necesaria. Sin que nos percatemos, prospera la tensión, el crescendo se va dando sutilmente, casi a traición a causa de que, ante el desconocimiento de lo que vendrá, el asunto nos toma de sorpresa y el planteo desplegado en la página fuerza la atención del lector. Para José María Marcos, escribir es librarse de sus fantasmas, purificar el espíritu; él está presente con sangre y vida en cada línea explosiva, violenta, iluminada, sentida, con estremecedor significado y positiva proyección en nuestras letras. Percibimos la exposición de un cuerpo lacerado y una aventura hacia el infinito, de cara a una fatalidad que arrastra al lector y lo enfrenta con su abismo. Cuando nos reponemos, ya está, ya estuvo, a otra cosa, estamos dentro, zambullidos en un baño de letras del que no saldremos hasta alcanzar el colofón aún envueltos en las situaciones, los personajes, el territorio de la fantasía y el espanto. Marcos nos habla bajito, desde el barrio y el barro, nos arroja como al descuido apenas un asunto de familia que se gestó en blanco y negro, y al que él le miente colores que no dejan de sobrecoger al lector francamente fascinado. Sin duda, el libro es un golpe al hígado producto de la inteligencia como los que aplicaba aquel maravilloso campeón mundial de peso pluma de los años 50, cuando en el Luna Park les obligó besar la lona, en inclinado laberinto de naipes, primero al cándido Oscar Flores, luego al campeón argentino Alfredo Prada y, como cierre, al estupendo y guapo Ángel Olivieri; los tres humillados ante un general Perón, sentado en la primera fila del ring-side, estupefacto y aturdido por la contundencia del genial Sandy Saddler. Igual derrotero y efecto cumplen estos relatos precisos, sabios y hasta científicos, si se permite la parada. Ya en su momento, Leonardo Oyola, muy apropiadamente, supo definir esta escritura de José María Marcos como de “precisión matemática”. Al destacar algunas páginas como muestra, hay que decir que en “Ojos verdes” lo que alguna vez fue un espléndido sitio turístico se transforma en una decadencia infinita, cuando una desconocida manifiesta una perversión más allá de lo esperado por un ingenuo y viejo cuidador. “Salatraco” es un relato familiar donde el Circo del Amor, de gira, exhibe antiguas estatuas de Uzbekistán. El cuento se abre en un primer escenario calmo, pero se lanza a un tono satírico maravillosamente cerrado cuando la protagonista no puede resistirse a sujetar con decisión el pene erecto de una estatua. Estupendo y ardoroso relato que con fino humor sosiega el horror de los otros. “El abuelo Bubby” tiene el papel de operar como majestuoso percherón-cadenero que remolca con firmeza todo el libro. El mismo autor se ubica en su infancia y narra con pasmosa candidez de niño la historia del abuelo Bubby, borrachín y atorrante, que llama a la puerta de casa y sorprende a la familia con su inesperado retorno, luego de seis meses de haber sido enterrado en el cementerio de Uribelarrea. Los diez cuentos del libro nos hablan de nuestros miedos, de los monstruos que nos habitan, de las violencias que nos circulan. Y tal como lo quería el autor, Desatormentándonos logra, con notable mérito, el homenaje tan ansiado al erigirse como un libro que, al ser leído, repercute en el lector con la fuerza de un pesado rock and roll.

Biblioteca Ansible | Ciencia ficción, fantasía, terror

Los fantasmas siempre tienen hambre y Desatormentándonos se sumaron a la Biblioteca Ansible (Artigas 1850, CABA), dedicada a la ciencia ficción, la fantasía y el terror. Agradezco al bibliotecario Carles Ros por impulsar este espacio y por entregarme el carnet de socio N° 55. Aquellos que quieran colaborar con esta Biblio pueden comunicarse con el 11-3382-5309.

Jueves Bradbury en la Biblioteca Ansible

Matías Carnevale, José María Marcos y Darío Lavia. Foto: Andrea Chacoma.
Con Darío Lavia y Matías Carnevale presentamos Ray Bradbury, el hombre centenario (Catalpa, 2020) en la Biblioteca Popular Ansible —dentro del Café Artigas (José Gervasio Artigas 1850, CABA)—, el jueves 1° de abril  de 2021. La bienvenida estuvo a cargo de Carles Ros, quien contó cómo nació esta biblioteca dedicada al terror, la ciencia ficción y el fantástico. Luego, Matías Carnevale habló sobre la génesis de la antología de ensayos, al tiempo que Darío se refirió a la relación del autor con el mundo audiovisual hispano y yo relaté aspectos de La feria de las tinieblas poniendo el foco en la conexión con la novela gótica y el moderno cuento de horror. En el cierre, Matías contó la relación del autor de Crónicas marcianas con los lectores argentinos y disfrutamos de la proyección del episodio “Usher II” emitido dentro del programa Rad Bradbury Teacher. Entre los presentes estuvo Alejo Hernández, editor del sello Catalpa. Agradecemos a los amigos y amigas que acercaron embarbijados a compartir la charla y al equipo de la Café Artigas-Biblioteca Ansible que hizo posible esta actividad presencial con todos los cuidados sanitarios. 

Flyer de la charla en Biblioteca Ansible.

El bibliotecario Carles Ros da la bienvenida.

Matías Carnevale leyó un fragmento de “El hombre”. Foto: Andrea Chacoma.

Carnevale, Marcos y Lavia con Ray Bradbury, el hombre centenario. Foto: Andrea Chacoma.

Ray Bradbury, el hombre centenario.

Carnevale, Marcos y Lavia.

La Biblioteca Ansible ya funciona en el Café Artigas.

8 de mayo | Cultura Metálica 7


Clara Beter —sello dirigido por Gito Minore y María Inés Martínez— confirmó que el sábado 8 de mayo de 2021, a las 17 horas (puntual), se presentará Cultura Metálica 7. Ponencias, debates y exposiciones de la 7º Feria del Libro Heavy de Buenos Aires (2021), que incluye el artículo “Muerde Muertos Zé do Caixão”, escrito por José María Marcos, Carlos Marcos y Fernando Figueras. Será en El Quetzal (Guatemala 4516, CABA), con un aforo reducido e inscripción previa por el Covid-19.