Adiós a Ernesto Sabato

24 de junio de 1911 - 30 de abril de 2011
Le agradezco que haya escrito Uno y el universo (1945), El túnel (1948), Hombres y engranajes (1951), Sobre héroes y tumbas (1961) y El escritor y sus fantasmas (1963), entre otras obras, y lo despido con las palabras que él mismo imaginó para su lápida en Abaddón el exterminador (1974):

Ernesto Sabato
Quiso ser enterrado en esta tierra
con una sola palabra en su tumba
PAZ