Ñ: El cuento no tan secreto de Felisberto

El 15 de agosto apareció en la revista Ñ una nota donde se afirmaba que el cuento "Las Hortensias", de Felisberto Hernández, no se reeditaba desde hace 20 años. Sin embargo, la historia forma parte de Obras completas del 2002. Lo que sigue es una breve carta de lectores, que la revista me publicó en la edición del sábado 22 de agosto.

Atento a las notas comprendidas bajo la portada “El cuento secreto de Felisberto” (sábado 15 de agosto), con motivo de promocionar la salida simultánea de tres libros con obras de Felisberto Hernández, me gustaría aportar algunos datos.
En la edición se afirma que “Las Hortensias” vuelve a publicarse luego de veinte años, y que Ana María (una de las hijas del autor uruguayo) nunca permitió su reedición. En cambio, Mabel (María Isabel Hernández, otra hija de Felisberto) señala que “durante veintiún años he esperado que mi hermana dejara de plantear restricciones que no comparto”, y agrega: “Esta es la posibilidad de sacar del terreno de lo prohibido un relato considerado magistral”.
Según la revista, “Mabel aceptó la iniciativa de El Cuenco de Plata por editar una obra que desde los años 80, cuando la publicó Siglo XXI en el Volumen II de las Obras Completas, resultaba inconseguible”.
Tengo en mi biblioteca Obras completas (en tres tomos), de Felisberto Hernández, que la editorial Arca publicó en el 2002, y “Las Hortensias” se encuentra en el Tomo II. El año pasado, inclusive, viajé a Montevideo y en la librería de un shopping compré los tres volúmenes para un amigo.
Se señala además que, según la agencia de Carmen Balcells, uno de los herederos también vetó (“por razones personales”) los cuentos “El árbol de mamá” y “Ursula”. Ambas historias están en la cuidada edición de Arca del 2002, con notas a cargo del ensayista, docente y narrador José Pedro Díaz (1921-2006), autor de varios trabajos referidos al escritor. “El árbol de mamá” aparece en el Tomo II, en una versión pre-original y en la definitiva; y “Ursula”, en el Tomo III.
Estos datos son apenas bibliográficos y no restan nada a la buena noticia de la edición de tres libros con textos del uruguayo Felisberto Hernández. Celebro el acontecimiento. Ojalá sea una puerta para el ingreso de nuevos lectores a una valiosa y original obra.

El texto que generó la carta de lectores puede leerse AQUÍ