Leyendo “Chacharramendi” en Uribelarrea

Mientras esperaba la llegada del tren en la estación de mi pueblo el domingo 10 de enero de 2016, leí la gran historia de Juan Guinot, que ganó el Premio Sigmar 2015. El mercedino le metió de todo al cóctel (Star Wars, Queen, unos mates en medio del desierto, misteriosos Seres Secos, Trenque Lauquen y otros parajes) y compuso un relato adorable. “Me gusta contar lo que sueño. Mi papá, apenas me despierta, me pregunta: ¿Que soñaste? Y empiezo a contar mi sueño antes de abrir los ojos. A veces, los sueños son tan largos que se los termino de contar en la puerta de la escuela”, dice el narrador de Chacharramendi desde el comienzo, advirtiéndonos (o recordándonos) que a veces “sueño” y “realidad” son dos caras de la misma moneda. ¡No se la pierdan!