El lugar del cuento en la EDULP: “No somos una máquina de hacer chorizos”

Marina Arias, Ulises Cremonte, Juan José Burzi, Jorge Paolantonio,
Pablo Vinci y Mariana Porcelli en la Sala Solidaridad del CCC.
“Escribimos lo que podemos y de la mejor manera que podemos. No somos una máquina de hacer chorizos. En la selección de cuentos tuvimos en cuenta, además de la calidad, el hecho de que en estos autores hay un proyecto dentro del género”. Con estas palabras, el escritor Juan José Burzi presentó la Colección Sólo Cuentos de la EDULT (Editorial de la Universidad de La Plata), el martes 17 de marzo de 2009 en Sala Solidaridad del Centro Cultural de la Cooperación (Av. Corrientes 1543).
En su carácter de director de la colección (y autor de uno de los primeros cuatro títulos), el director de la revista Los Asesinos Tímidos afirmó que “el proyecto recién empieza y aspiramos a su continuidad, porque somos cuentistas y queremos publicar”. Según se anuncia en su blog (Colección Sólo Cuentos), este año piensan lanzar otros tres libros.
En esta primera entrega, Sólo Cuentos presentó Hacia al mar, de Marina Arias; Un dios demasiado pequeño, de Juan José Burzi; De la noche rota, de Marina Porcelli; y El salto del final, de Pablo Vinci.
Junto a los autores, estuvieron el editor de la EDULP, Ulises Cremonte, y el escritor Jorge Paolantonio que se encargó de la presentación de los libros. La bienvenida fue dada por Susana Cella, a cargo del espacio Juan L. Ortiz del Centro Cultural de la Cooperación.
PAOLANTONIO
Jorge Paolantonio expresó que en estos libros “hay un cúmulo de historias ricas en matices y estilos” y agregó que “hay cuatro voces que, a distinto volumen, con infinidad de matices y una variedad de objetivos, plasman su discurso buscando el encuentro o la complicidad de tantos ojos y conciencias como sea posible”.
Luego de examinar a cada autor por su lado (las palabras completas pueden leerse aquí), el escritor expresó: “Arias, Burzi, Porcelli y Vinci, re-examinados otra vez en conjunto, hacen su abordaje de una realidad que en todos los casos es lacerante. No hay concesiones en ninguno de los autores. Porcelli cita a (Thomas) Wolfe diciendo algo así como ‘estábamos borrachos… teníamos veinte años y nunca moriríamos’. Y en cierta medida, está voceando lo que todos parecen ratificar: hay que luchar contra la desesperanza desde todos los ángulos”.
FRASES AL PASO
Tras la presentación se realizó un diálogo entre los autores y el público. He aquí algunas de las frases del intercambio:
—“En mi caso mis cuentos surgen por algo que los dispara; puede ser un recuerdo, una anécdota, un hecho que me da la certeza de una historia. Primero aparece el núcleo y el final, y después a la hora de escribir, se empieza a deformar la idea original, porque uno sabe adónde va pero no por dónde. Y ése es el momento que más se disfruta a la hora de escribir”. Marina Arias.
—“¿Sabe que eso lo afirmaba Borges? La felicito”. Un señor del público.
—“Los cuatro autores coincidimos en que ningún elemento está puesto al azar en los cuentos. Se trata de una tarea de artesano o carpintero, que necesita estar lúcidamente para trabajar el material”. Marina Porcelli.
—“Coincido con que uno siempre tiene una idea al comenzar, pero agregaría que el motor es que tenemos (o creemos tener) algo para decir”. Pablo Vinci.
—“Tenemos algo que decir, pero no siempre sabemos lo que es. En mi caso, además, hay otra cosa que me sucede. Últimamente estoy muy lento para escribir, y puede pasar que se me ocurra algo en el 2009 y recién termine de escribirlo en el 2011, y los hechos del medio quizás modifiquen la imagen inicial”. Juan José Burzi.
—“Escribir no es solamente teclear frente a la computadora, sino que es estar todo el día pensando en escribir. Cualquier libro requiere un largo proceso interno”. Marina Porcelli.
—“Yo escribo a mano y eso me plantea un gran esfuerzo físico. Por eso, cuando algo no me sale, me pongo a leer, que es más lindo, y por lo general, encuentro cosas mejor escritas”. Juan José Burzi.
—“Eso también lo decía Borges”. El mismo señor del público.
—“A la hora de escribir, yo creo que es necesario plantearse una cantidad de páginas o palabras, tener alguna rutina para organizar el trabajo”. Marina Arias.
—“Eso lo dijo García Márquez”. El Señor del Público.
—“En la escritura está el ser y, en algún punto, pienso que deben sorprenderse con lo que escriben. ¿Puedo contar algo íntimo? Mi hermano a los 12 años se asustó de un cuento que estaba escribiendo. Como psicoanalista, esto habla de que en el acto de escritura, además de la técnica y la idea, aflora el inconsciente”. Hermana de Juan José Burzi.
—“Publicamos estos autores que no son de la Universidad de La Plata, porque nos interesa que los alumnos lean textos que se produzcan en otros ámbitos, pues muchas ficciones tienen más fuerza que algunas teorías”. Ulises Cremonte.
—“Ninguno de los que estamos aquí queremos ser famosos. ¿O sí? Bueno, entonces armemos una banda de rock”. Juan José Burzi.
—“Ninguno de los cuatro creemos que el cuento es un pasaje hacia la novela. Nos interesa el género en sí”. Marina Porcelli.
—“¡Y el caso emblemático es Borges! Sólo Menem leyó sus novelas”. El Señor del Público.
—“A los cuatro, alguna vez, nos dijeron: ‘Che, ya están para escribir una novela’. Y creo que ésa es una mirada equivocada sobre el cuento”. Pablo Vinci.
—“De los cuatros sólo conocía a Juan. A los otros tres los descubrí a partir de los textos. Y más allá de lo que están diciendo, creo que Marina Porcelli es la que va directo a la novela, porque su voz va rebalsando lo que dice en los cuentos”. Jorge Paolantonio.
—“Bueno, llegó el momento de que compartamos el vino que preparamos. Gracias por venir”. Juan José Burzi.