Claudia Piñeiro y Ernesto Mallo elogiaron la obra de Leonardo Oyola

Los escritores Claudia Piñeiro y Ernesto Mallo acompañaron a Leonardo Oyola en la presentación de su nueva novela, Hacé que la noche venga, efectuada el jueves 25 de septiembre en la librería Eterna Cadencia.
Editado por Mondadori, el libro cuenta una serie de asesinatos ocurridos en 1939 durante la construcción de los subtes en la ciudad de Buenos Aires. Mezcla de policial y fantástico, Hacé que la noche venga posee una prosa concisa y potente, como el resto de su obra, que es valorada por Piñeiro y Mallo.
En el inicio de la presentación, la autora de La viuda de los jueves recordó que se cruzó por primera vez con Oyola en una noche de policiales organizada por el Grupo Alejandría. “Leonardo se subió al escenario con una túnica blanca y nos hizo escuchar un pasaje de su premiada Chamamé. Su decir era entre leído y rapeado. Enseguida me cautivó su forma de comunicarse, y pasado un rato, noté que lo cautivante también era su texto. En ese momento pensé: ‘En poco tiempo este pibe va a ser conocido’, porque su potente literatura (sumada a su personalidad) tenía que terminar de imponerse. Y me alegra que así se esté dando”.
Al hablar de Hacé que la noche venga, la autora remarcó que “puede leerse en muchos planos, como una novela histórica, un policial, un enfrentamiento de cowboys o una historia terror”, y agregó: “Su obra no da respiro. Tiene una fuerte marca coloquial en los diálogos que le da un enorme vigor narrativo, y una música que le da mucho ritmo”. Piñeiro leyó luego dos fragmentos de la novela, para ilustrar sus palabras.
En su turno, Ernesto Mallo dijo que “una novela puede tener tantas lecturas como lectores, y en mi caso, leí esta obra como una historia del desamparado, de la gente que vive en la calle. Un desamparo que nos deja en la oscuridad, que tememos desde la época en que los predadores salían a cazar hombres”. También destacó que “al escribir una novela histórica se corre el riesgo de hacer una descripción periodística, y Leonardo superó ese desafío escribiendo una gran obra”. Mallo fue finalista junto a Oyola en el Concurso de Novela Clarín 2004 y en el concurso de la Semana Negra de Gijón 2008.
En el cierre, un trajeado Leonardo Oyola agradeció a los presentes (amigos, familiares y colegas), y leyó un texto sobre “¿Por qué leemos?” y “¿Por qué escribimos?”. “Desde que escribí la novela hasta esta noche que la estamos presentando, me pasaron muchas cosas, para bien y para mal. Tengo muchos momentos a los que clasifico ‘José Vélez’ porque procuro olvidar. Pero por suerte tengo muchos otros a los que estoy aprendiendo a disfrutar. Entre los buenos me he cruzado con muchos lobos blancos, que leen y escriben, con los que compartimos este impulso. Está bueno no sentirnos solos en nuestro oficio, no traicionarnos y seguir nuestra naturaleza”. Oyola prometió que el texto completo lo publicará en su blog (eltigreharapiento.blogspot.com).
En la presentación —en la apertura y en el cierre—, tocó el dúo Los Cachivaches (integrado por Sebastián Pandolfelli y Alejandro Millán Pastori, en guitarras), que cantó una canción inspirada en Hacé que la noche venga. Un detalle no menor, porque, como diría Alberto Migré, “una novela popular tiene que tener una canción pegadiza y de éxito”.