Stephen King en la Biblioteca Nacional

Una enriquecedora experiencia resultó participar del King On Screen 3 que tuvo lugar el sábado 18 de noviembre de 2017 en la sala Borges de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno (Agüero 2502, CABA). Organizado por el equipo de Restaurant de la Mente —Ariel Bosi, Gabriel Vaianella y Sebastián Maletti—, se exhibieron 16 cortometrajes basados en historias del Maestro de Maine. En el primer bloque vimos: “Popsy” de Richard Fleming, “In the deathroom” de Milos Savic, “Otto” de Sinhué Benavides, “The doctor’s Case” de Matt Matlovich, “The man who loved flowers” de Thomas Magnuson y “Willa” de Helena Hufnagel. Luego: “Grey matter” de Red Clark, “Harvey’s  dream” de Ryan Shelley, “I am the doorway” de Robin Kasparik, “Mute” de Michael Carvaines, “Rest stop” de Ben Woods, “Here there be tygers” de Mike Johnston y “Nona” de Georges Terryn. En la tercera parte nos deleitamos con “The things they left behind” de Sara Werner, “The woman in the room” de Dave Brock y “My pretty pony” de Maciej Barczewsky. En el cierre, Ariel Bosi encabezó un sorteo de merchandising y habló de las novedades de El Restaurant de la Mente, anunciando que incursionarán en el campo editorial con el lanzamiento de Las concordancias completas de La Torre Oscura, de Robin Furth, con prólogo del propio Stephen King. Será una tirada limitada de mil ejemplares, firmada por Furth, con una ilustración de portada hasta el momento inédita de Michael Whelan. Felicitamos a los organizadores por la tercera edición de este festival, que una vez más nos permitió disfrutar en pantalla grande de obras realizadas por fanáticos de King de todo el mundo.
Ariel Bosi, Sebastián Maletti y Gabriel Vaianella,
integrantes del Restaurant de la Mente.

EL ORIGEN DEL  FESTIVAL. En el King On Screen se proyectan cortos basados en cuentos de Stephen King, creados en el marco del programa “Dollar Baby”. Ante la consulta de varios estudiantes de cine que querían adaptar relatos de su libro Night Shift (El umbral de la noche), King inventó a fines de los 70 el “Dollar Baby”, a través del cual —por la módica suma de un dólar— los directores nóveles pueden adaptar un cuento. En Argentina el primer King On Screen se concretó en 2011 y el segundo en el 2013. +Info

SORTEO DE MERCHANDISING