Atrapado en el rancho de Juan Taura

Dice la leyenda que el temible Juan Taura vendió su alma a Satanás. A cambio, delinquiría a sus anchas y la Policía nunca podría detenerlo. Aseguran, también, que Mandinga le habría pedido que matara a tres niños, a quienes debía ensartar con su facón, como si fueran “churrasco ‘e croto”. Eso se rumorea en el paraje Diablo Perdido, donde tres jóvenes y un profesor viajarán sin saber que una sombra del pasado aún late en sus rincones más oscuros. Horacio Convertini, que sabe por diablo pero más sabe por groso, escribió Terror en Diablo Perdido, una historia que ganó el Premio Sigmar 2013, en la que la gauchesca y lo sobrenatural parecen compartir la misma esencia. Una lectura recomendada y atrapante. Colección Telaraña.
Con ilustraciones de Nacho Malter.