Que de la mano del Narigón...

La editorial Muerde Muertos de los uribelarrenses Carlos y José María Marcos, en el año del Mundial Fútbol Brasil ’14, publica el libro Haikus Bilardo, que cuenta glorias y pesares de los Mundiales 86 y 90, cuando nuestra selección estaba bajo la dirección del nombrado técnico. Por Juan Manuel Rizzi para La Información (*)

José María Marcos, Carlos Salvador Bilardo y Fernando Figueras
en La Hora de Bilardo, el miércoles 25 de diciembre de 2013.
Haikus Bilardo, de Fernando Figueras y José María Marcos, con ilustraciones de Matías Berneman, es un nuevo libro de la editorial Muerde Muertos. El mismo narra a través de poesías breves los mundiales de fútbol 86 y 90, cuando la Selección Argentina salió campeón y subcampeón, respectivamente, y era dirigida por Carlos Salvador Bilardo.
José María nos cuenta la ocurrencia: “Por una cuestión generacional, mis mundiales fueron el 86 y el 90. Los viví con una gran intensidad. En el 86 tenía once años y en el 90 quince, y sin duda, dejaron una marca en mi infancia y adolescencia. Tiempo atrás había tenido la idea de recrearlos a través del poema epinicio, que es una oda que se utilizaba en Grecia para exaltar las proezas en los juegos olímpicos. Empecé a escribir algunos versos, pero no estaba contento con el resultado, así que no avancé. La idea quedó archivada. Un día, conversando con Fernando Figueras (amigo y autor publicado por  Muerde Muertos), llegamos a la conclusión de que la estructura de los haikus (poema breve japonés), con versos de 5, 7 y 5 sílabas, se parecía a una formación de fútbol. Empezamos a bromear que tendríamos que inventar un personaje que fuera poeta y escribiera haikus con la métrica de 3, 5 y 2 versos, en homenaje a los equipos de Bilardo. Al final nosotros dos terminamos siendo ese poeta”.
Para el público lector femenino, mayoría en las secciones de cultura, explicamos que 3-5-2 representan la defensa, el mediocampo y la delantera (más el arquero aparte, suman los 11 jugadores), respectivamente. Los mediocampos numerosos, con jugadores volantes aguerridos, fueron una característica de los equipos del doctor Bilardo, dejando el privilegio de la creación a unos pocos, en el caso de los Mundiales 86 y 90, nada menos que a Diego Armando Maradona.
Una vez terminado el libro, los autores quisieron contactarse con el ilustre Director Técnico: “No sabíamos cómo lo iba a tomar, más allá de que es un homenaje. Queríamos que supiera lo que había generado, y aunque con cierta demora, agradecerle su trabajo como seleccionador. El encuentro resultó mucho mejor de lo esperado y nos terminó invitando a su programa ‘La hora de Bilardo’, donde mantuvimos una charla de media hora. Fue muy emocionante vivir ese momento, en el cual hasta pudimos leerle un fragmento de Haikus Bilardo y que él nos felicitara”, relata José María. En el programa de Bilardo emitido el 25 de diciembre de 2013 por La Red AM 910, se pudieron escuchar también varias anécdotas personales de José María Marcos que tenían al pueblo Uribelarrea como protagonista.
Haikus Bilardo recopila asimismo un conjunto nutrido de anécdotas y recuerdos de otros escritores y personalidades. “A raíz de que cada vez que hablábamos del proyecto muchos sacaban a relucir sus vivencias, se nos ocurrió agregar una sección para recuerdos. Al final de cada capítulo-partido incorporamos una síntesis del cotejo (con formaciones, resultado, goles, etcétera), tal como aparece en cualquier revista deportiva, más opiniones diversas. Ahí trabajamos en dos niveles: citamos frases, anécdotas, declaraciones de archivo de la época, para traer aquel pasado al presente, y a su vez, convocamos a amigos para que escribieran sus historias. Al principio íbamos a poner unas pocas citas y, como nos entusiasmamos, llegamos a más de sesenta textos. De ahí que creamos además un capítulo extra que se llama “Tod@s tenemos algo que decir”, detalla Marcos. En ese capítulo, además de escritores y periodistas consagrados como Liliana Bodoc, Alberto Laiseca y Julián Barsky, participan amigos y familiares cañuelenses. “La idea es hacer varios eventos antes del 15 de junio cuando Argentina comienza a jugar el Mundial contra Bosnia. La presentación central será en la Zona Futuro de la 40º Feria del Libro de Buenos Aires. La idea es que sea un momento para evocar la emoción vivida colectivamente”, cierra José María.

ENTREVISTA A UN CAMERUNÉS: RECORDANDO EL 0-1 DE ITALIA 90

Fernando Figueras, Maxime Tankouo y José María Marcos.
Para la realización de Haikus Bilardo, Fernando Figueras y José María Marcos entrevistaron a Maxime Tankouo, ex jugador de fútbol camerunés y propietario de “El Buen Sabor”, un restorán mítico porteño que ofrece comida de Camerún. La anécdota de Maxime es la siguiente: “La televisión llegó a Camerún en 1986. Para la final del Mundial de México un inspector de policía trajo una tele blanco y negro. La puso en la calle, colocó sillas adelante y vimos Argentina-Alemania sentados como en una tribuna. Todos hinchábamos por Argentina, porque éramos fanáticos de Maradona, del fútbol argentino y de Bilardo. Para el Mundial 90 ya había televisores color, y el triunfo ante Argentina, con el gol de Omam-Biyik, fue una enorme alegría. Ese año pensábamos llegar muy lejos. Teníamos un gran equipo igual que en 1982. Contra Argentina, Camerún jugó el típico fútbol africano, de mucha fuerza, y no se achicó ante el campeón. Los festejos fueron interminables. Todos los bares estaban repletos. Bailamos adentro y en las calles. Tomamos cerveza hasta el amanecer. Años después, entrené con Tomas Libiih, el jugador que le puso una patada en el pecho a Maradona. Un dato que me llena de orgullo es que Argentina nunca pudo ganarle a Camerún. Y remarco la palabra ‘orgullo’ porque admiro el fútbol argentino, que sin duda es uno de los mejores del mundo”.
(*) Edición Nº 285, de Febrero de 2014.