Pequeños monstruos

Alumnos del Jardín de Infantes 917 de Ezeiza visitaron la redacción de La Palabra para charlar de temas muy serios. Hicieron preguntas incisivas sobre el periodismo y mostraron sus colmillos y sus garritas de monstruo. Al finalizar, recibieron un alfajor como premio por no comerse al director del semanario, quien juró decir toda la verdad colocando su mano sobre el Drácula, de Bram Stoker. 
Salas Rosa y Lila del Jardín de Infantes 917.